¿Cómo tener una carnicería exitosa?

carnicería, exitosa, consejos


Cualquier negocio que iniciemos supondrá retos y desafíos ante los cuales tenemos que responder con experiencia. Muchas veces no conocemos detalles sobre el área de oportunidad que nos interesa y debido a eso, podemos cometer errores que se traducirán en dobles gastos o en retrasos.

En el caso de poner una carnicería, la organización lo es todo. Principalmente porque nuestro producto es perecedero y necesitamos tenerlo en circulación constantemente, para no reportar pérdidas.

Como primer consejo, todos los productos cárnicos que se vendan en su negocio, deberán de provenir de establecimientos debidamente habilitados y fiscalizados. En caso de que no tengas acceso, debes asegurarte tú mismo de que tus proveedores cumplan con los requisitos legales vigentes. Porque si esto no sucede, a futuro podrían haber grandes problemas.

Si haces pedido para que te lleguen los productos de carnes o si tú mismo vas a recogerlos de tus proveedores, es necesario que antes tengas el espacio limpio en las cámaras y equipo que utilices para la exhibición.

Después al momento que el pedido llegue a tu negocio, debes examinar las condiciones del transporte de las mercaderías, para ello es necesario que antes de hacer contacto con ello, te laves las manos con agua caliente y jabón. Luego, podrás tomar la carne y colocarla de una forma ordenada, y donde corresponda.

Por otro lado, respecto al lavado de manos, te aconsejamos que también lo repitas cada vez que regreses de los servicios higiénicos, cuando manipules el dinero, saques la basura o realices tareas de limpieza y de desinfección.



carnicería, exitosa, consejos

Recuerda que todo lo que compran tus clientes, en su mayoría entra por los ojos: de ser posible ten en un lado una batea con agua y una toalla por si hay probabilidades que seas tú mismo el que se encargue de cobrar.

Deberías buscar las ventas de equipos de cocina industrial, venta de procesadores de alimentos, o la venta de equipos de refrigeración industrial, que están hechos a base de acero inoxidable, y que te brindan una buena imagen en tu negocio.

Asimismo, solo para que tengas en cuenta, los equipos que tendrás que comprar para equipar bien tu carnicería son mesas refrigeradas, congeladores horizontales, exhibidoras verticales con congelados, máquinas moledoras de carne, sierras cortadoras de carne, cortadoras de embutidos y máquinas cortadoras de hueso, sobre todo esta última, ya que a los clientes le gustan que ya le den todas las carnes en piezas, así como los huesos.

Si la carne no se encuentra a una buena temperatura es probable que se malogre, por eso es necesario medir su temperatura y de ser necesario vigilar los números de los equipos de refrigación de manera constante para que no haya inconvenientes.

No olvides que la carne fresca de vacuna o de cerdo, debe de ser menor o igual a 7°C. Como un consejo propio, te sugerimos que la carne siempre esté a 5°C o a menor temperatura. La carne envasada al vacío, debe de estar en temperatura de 3°C a -1°C o te puedes basar también lo que indica su envase propio. Y la carne de pollo menor o igual a 2°C.

En cuanto a lo externo de la carnicería, lo mejor es tener un buen dinero de branding (o imagen pública). Hay que tratar de modernizar nuestra carnicería con la innovación y la diferenciación, sin salir de lo tradicional pero tratando de hacer que nuestra carnicería sea más atractiva para nuestros consumidores.

Dentro de la imagen de nuestra carnicería también se incluiría desde el logo hasta el producto. Y es que la imagen es una de las cosas más importantes para llamar la atención de los clientes y es que las personas nos guiamos por lo que vemos: si un establecimiento es llamativo, aumentarán las visitas de clientes a nuestro establecimiento.

Sabemos que el producto entra por los ojos, si se ve bien, se vende mejor, si se ve mal será más difícil de vender. Muchas veces se puede incrementar la venta de nuestros productos con tan solo ponerle atención a los detalles y mejorar la presentación visual de nuestros productos en vitrinas y escaparates.

También el diseño arquitectónico y la pintura de nuestro establecimiento es muy importante. La última tendencia de estilos para los establecimientos es el estilo minimalista, son ideas elaboradas acerca de la pureza de las formas, es el “menos es más”. Gracias a este estilo inducen a un diseño de alto nivel dado que se caracterizan por las líneas rectas, espacios despejados y una paleta de colores con pocos tonos creando equilibrio y armonía.

Con información de Food Solutions y Los Mejores equipos para negocios.