¿Cómo funciona una vitrina refrigerada?

vitrina

Cuando estás iniciando un negocio una de las preguntas más importantes es ¿qué equipo necesito? Dependiendo del giro que sea el negocio, puede que uno necesite vitrinas refrigeradas.

Las vitrinas refrigeradas pueden usarse en pastelerías, heladerías, carnicerías, tiendas de salchichonería y lácteos y hasta para conservar flores. Son grandes refrigeradores con vistas hacia los productos expuestos, lo que permite que los clientes puedan observar qué es lo que buscan comprar.

Hay un viejo dicho que dice que de la vista nace el amor. En el caso de las ventas de alimentos, las vitrinas son las que nos ayudan a que eso ocurra: una vitrina refrigerada te ayuda a vender más no solamente porque muestra el producto mientras garantizar su seguridad alimentaria, sino porque influye de manera positiva en su presentación: productos bien conservados mantienen su color, textura y sabor originales durante más tiempo.

Además, estas tienen varias ventajas por encima de los congeladores o refrigeradores. Por ejemplo, preservan los productos perecederos mientras se exhiben, permitiendo al cliente apreciarlos en su totalidad, y facilitan a los operadores corroborar el inventario de manera rápida.

Algunos de los modelos más nuevos de vitrinas cuentan con controles inteligentes y digitales de temperatura, para que puedas programarlas de acuerdo al producto a conservar y a las condiciones ambientales del lugar donde se encuentre. También cuentan con bandejas o parrillas de acero especial que las hace durables e higiénicas ya que no se oxidan ni corroen.

El acero inoxidable con el que son fabricadas las vuelve buenas conductoras de frío, por lo que también ayudan a enfriar más rápido. En los modelos con cristal templado exterior este actuará como aislante térmico que evita que se cuele el calor hacia el interior de la vitrina, permitiendo que la temperatura en el interior siempre esté fresca y estable, alcanzando un máximo rendimiento con muy poca energía.

Otra ventaja de estos cristales es que evitan la humedad y con ella la condensación, dando visibilidad al contenido de la vitrina. Las puertas corredizas y desmontables son otra ventaja de las vitrinas modernas que las hace más fáciles de limpiar que los modelos anteriores. En este sentido, estamos hablando de vitrinas murales y vitrinas de mostrador, aunque es importante elegir el tipo de refrigeración de la vitrina según el producto que deseas conservar.

Lácteos


Los lácteos contienen fermentos y microorganismos que al refrigerar el producto hacen que disminuya su proliferación. La mayor parte de ellos van envasados y los que se venden «al corte» deberían protegerse con un plástico «Film» para protegerlo de la resequedad. Estas vitrinas deben mantenerse entre 4º-6º, por encima de los 6º hay mucha proliferación bacteriana, por debajo de los 4º estos alimentos pueden perder cualidades, el tipo de vitrina a emplear es: «vitrina ventilada»

Embutidos: Los embutidos se conservan durante varios meses a una temperatura entre 5º y 8º. El mayor enemigo de ellos es la humedad excesiva que provoca la proliferación de hongos y dando un gusto desagradable al embutido.

Carne (Vacuno, Cerdo y Carnes frescas preparadas): La temperatura de conservación ideal está entre 0º y 5º. Para evitar la sequedad de la carne son más adecuadas las «vitrinas estáticas» y el producto debe colocarse en la parte inferior de la vitrina.

Pescado Fresco: No suelen emplearse vitrinas sino mostradores de pescado. Encima de ellos se coloca una capa de unos 10 cm de hielo en escama y encima de ellos el pescado, mariscos etc.. El pescado al aire (sin protección) aguanta sin estropearse dos días a temperaturas entre 1º y 4º.

Pescado Congelado: Pueden utilizarse vitrinas conservadoras con puerta de cristal «ventiladas» sin hielo y la temperatura de conservación debería ser de -18º.

Helados: Se necesita mantener una temperatura a -14º. Con el objetivo de que toda la masa del helado esté refrigerada de manera uniforme, para ello hay una ventilación adicional por encima de las cubetas que garantiza que no hay pérdida de temperatura en la parte superior del producto.

Congelados (En general, verduras, precocinados, etc..): Se debe mantener una temperatura de -18º.

Otro aspecto que debes considerar para dar un uso correcto a tus vitrinas refrigeradas es la colocación de los productos al interior del equipo. Esta debe responder a estas necesidades de exhibición y considerar también las fechas de caducidad (los de caducidad más próxima deben estar al alcance del cliente).

Para exhibir los productos con calidad y elegancia, para que luzcan y atraigan a tus consumidores, debes mantener tu vitrina en óptimas condiciones.

Con información de Torrey y ExpoMaquinaria.Es.