7 claves para mantener motivado al personal de tu restaurante


Uno de los principales problemas que pueden tener los propietarios de un restaurante es la rotación de sus trabajadores. En las grandes ciudades, hasta dos tercios del personal del restaurante pueden cambiar en el transcurso de un año.

Pero, ¿por qué ocurre esto? En primer lugar, es síntoma de una falta de motivación de los empleados que en lugar de trabajar para un equipo y generar ingresos, se ven obligados a buscar nuevos empleos debido a las malas condiciones de trabajo, y a las pocas posibilidades que tienen para solucionar su vida.

Aquí dejamos 7 claves para que aplicar sencillamente en un negocio, las cuales pueden ayudar a afianzar el equipo de un restaurante. 

 1. Motivación tangible: crea un sistema de recompensa

El éxito empresarial es una combinación de entusiasmo, motivación y aliento entre los empleados del lugar. La participación en los beneficios es la primera herramienta que se puede utilizar para mantener al personal.

Cada empleado entiende que cuanto más gana el negocio, mayor será su salario al final del mes o el año. Al alentar el éxito del equipo de esta manera, motiva a cada uno de sus miembros y agrega un sentido de responsabilidad para el logro de los objetivos comunes.

Esta recompensa podría ser una bonificación para el camarero más rápido del mes, o podría ser una recompensa para el chef que presente un nuevo plato que se ajuste al concepto general de la ubicación, o que reduzca los costos existentes.

2. Brinda condiciones de trabajo envidiables

Hay cosas en el espacio y en la mecánica laboral que podrían ser atractivas para los trabajadores. Por ejemplo, se podría modificar en el ambiente laboral para mejorar la felicidad de los trabajadores implementando comidas a expensas del negocio, ya que así, también, los meseros pueden recomendar platillos a los clientes. 

También podría proporcionar una sala separada para la relajación, un vestuario separado y un baño con ducha. 

3. Brinda capacitaciones 

Un empleado que aprende en su lugar de trabajo puede sentirse más motivado a continuar ahí. Para hacer esto, puede introducir un sistema de tutoría o atraer especialistas de compañías conocidas.

También se puede enviar empleados a conferencias y seminarios, pero no se olvide que es en los cursos para cocineros, camareros, gerentes y camareros, donde pueden obtener nuevos conocimientos y aprender de expertos de renombre. Además su personal tendrá mejores capacidades, lo cual se verá reflejado en sus ganancias.

4. Crea un sistema de bonificaciones y penalidades

Tiene que dejar claro ante el personal los criterios de evaluación y las reglas de trabajo. Los empleados deben saber exactamente qué acciones son punibles y qué tipos de acciones se fomentan. Deben aprender sobre esto no de otros empleados con más experiencia, sino de una manera directa.

Pero incluso sobre esto, hay que ofrecer a los empleados una sensación de seguridad frente a decisiones injustas. Si sus camareros piensan solo en cómo no recibir una reprimenda o una multa, entonces no podrán generar ganancias en la ubicación.

5. Motivación intangible

Trate de no reducir todas las bonificaciones a incentivos monetarios. De lo contrario, tendrá unos empleados que, sin este incentivo, no querrán ni siquiera limpiar los platos sucios. Un detalle muy importante en ese aspecto es tratar a la persona que lava los platos y al jefe de sala con el mismo respeto.

Si esto se acompaña de condiciones de trabajo cómodas, un horario de trabajo flexible, alimentación y descanso, como se mencionó anteriormente, mejorará el efecto motivador.

En ese aspecto podría ser una buena idea organizar fiestas para los empleados, como cumpleaños. Esto ayudará a desarrollar el espíritu de equipo fuera del entorno de trabajo. Por supuesto, será muy difícil reunir a todo el equipo, ya que esto puede paralizar el trabajo.

Por lo tanto, como una opción, puedes dividir las actividades en varias etapas a las que los diversos empleados están invitados, y cambiarlas para que todos puedan hablar y conocerse en un ambiente no laboral y conocerse mejor. Puedes organizar eventos deportivos, barbacoas o excursiones.

6. Alienta la independencia de cada empleado y sé indulgente

Esto permitirá que su personal ofrezca o haga algo nuevo sin miedo al fracaso. Esto es particularmente importante para el equipo de la cocina, a quienes se les puede dar la oportunidad de cambiar algunos platos u ofrecer nuevos, lo cual a la larga podrá ir atrayendo nuevos clientes interesados en nuevos platillos.

7. La clave es el espíritu de equipo

La eficiencia y la rentabilidad del negocio se elevan cuando se fomenta el espíritu de equipo y la colaboración. A veces esto es muy difícil hacerlo porque cualquier empleado quiere demostrar al dueño que trabaja bien y lo hace mejor que otros. Incluso si tienes un muy buen empleado con una excelente reputación y trayectoria, todas sus habilidades no tendrán sentido si él/ella no puede funcionar como parte del equipo.

Un equipo exitoso en un restaurante es un equipo que trabaja feliz. Aunque parece una frase sacada de un libro de autoayuda, habla de una realidad perfectamente factible en restauración. Si los camareros se consideran parte del equipo, estarán motivados para atender bien a los clientes y garantizar su regreso al local.